domingo, 15 de mayo de 2011

45

Descreerse no funciona,
ni tampoco sus sinónimos.
Perdido el arte en cualquier cuneta
queda seguir creyendo que no pasa nada,
vivir la mezquina mentira de la verdad que trasciende,
sufrir la humedad de cada balde que hace grietas.
Ni la falta de fe, ni la desconfianza,
ni la coraza de piedra, ni la de hierro,
ni amar cada vez un poco menos
Nada nos salvará
de la soledad multitudinaria.

No hay comentarios: