lunes, 13 de junio de 2011

18:03

Yo no puedo escribir una novela,
ni mala, ni buena.
No puedo contar la verdad mía
ni la mentira vuestra.
me supera, simplemente,
arrojarme al vacío de una realidad que perdura más allá del largo de mis piernas.
Aunque ya es tarde y muchos de vosotros, amigos,
no existís más que en mi cabeza.

No hay comentarios: