viernes, 3 de junio de 2011

19:35

Donde nadie se ha atrevido entrar...

Tú ya deberías saberlo,
sólo hay que quedarse callado y un poco quieto
y ya todo irá rodando.
Puedes destripar a cualquier animal con solo escucharle,
desnudar los ojos más oscuros.
Viva la dependencia de esta rutina
tan poco dolorosa.

No hay comentarios: