sábado, 6 de agosto de 2011

21:49

¿Dónde está el derecho a ser débil,
a necesitar de otros,
a caer y no levantarse de inmediato,
a llorar sin un buen motivo,
a ser compulsivo e impulsivo?
Nos están engañando.

No hay comentarios: