miércoles, 19 de octubre de 2011

POR DETRÁS DEL MERIDIANO

Estoy corriendo detrás de un tren
que se pone delante y me atropella,
por más que huya siempre el tiempo
me coge y me aplasta entre dosmomentos
imprescindíblemente únicos,
únicamente imprescindibles.
Y voy con la lengua fuera
por detrás del meridiano.

No hay comentarios: