domingo, 13 de noviembre de 2011

Porque yo sé de sobra lo que es necesario,
volver a Toulouse en primavera,
encerrarme a solas en una cabaña en el campo.
Porque yo sé de sobra lo que quiero y no quiero,
lo que me ayuda o me enferma,
lo que me vivifica o me enerva.
Porque yo soy la que lleva este cuerpo y esta mente,
la que lo arrastra por todos los pasillos desangelados,
porque yo soy la que, al final,
perderá esta partida.

No hay comentarios: