martes, 20 de diciembre de 2011

ME LO MEREZCO

Me merezco mil insultos
y novecientos noventa y nueve besos
para cumplir con mi sino
de mujer, fémina dolorosa y doliente.
Y mil y un perdones,
eso, al menos, lo merezco.
Y un cobijo y un transporte
y un descanso intercalado
con horror puro y sincero
del que no hay dios que lo afronte.
Y una micra de maldad sin cura.
Y una oportunidad, siempre la última.

No hay comentarios: