miércoles, 28 de diciembre de 2011

Y descubres, ¡oh, señor!
que su novia está aún más gorda, aunque sigue siendo guapa
y él más calvo.
Y que, ateo, ahora acude a comuniones,
"dan alcohol", recuerdas.
Y no te extrañas
porque él nunca tuvo padres
y es que ahora
adoptó una familia
que, por suerte,
no es la tuya.

No hay comentarios: