sábado, 26 de febrero de 2011

10

Cosas que duelen
y no como espinas de rosas
sino como bombas nucleares estallando así,
tan familiares ellas,
en el salón de casa,
desparramando vidas, qué digo vidas,
átomos, fosfatinas.
Cosas que duelen sí,
como el final impresionante de esa novela, 
mitad resignación Tennesse Williams, mitad esperanza de la buena.
Cosas, Dios mío, que hacen temblar las manos,
cosas que te encantan y te impiden seguir viendo,
carteles de películas que arrasan, cartas enviadas y no, odiadas y no.
Cosas que duelen, señores, cosas que duelen,
que nos dan la vida y nos las quitan,
como el arte de la guerra de sentir,
como el viaje en barco tan amado
que te llevará a la otra orilla.

viernes, 25 de febrero de 2011

31

Bienvenido al servicio telématico de atenciones colmadas:
si quiere ser atendido en japonés, tire el dado;
si desea ser atendido en español diga "castellano".
¿Necesita un análisis sintáctico a distancia o un diagnóstico psiquiátrico?
¿Le gustaría obtener una predicción del futuro, un masaje descontracturante?
¿Puedo ofrecerle una comida hecha en cinco minutos o prefiere ayuda con su pareja?
Gracias por utilizar el servicio telemático de atenciones colmadas:
cualquier de sus problemas solo es problema nuestro.

miércoles, 23 de febrero de 2011

60


La revolución social empieza

por la revolución de la soledad, atormentada o no.
¿Alguien para hablar?, dicen los solitarios.
Como los pacientes de trastorno de personalidad límite
entran de 0 a 100 en tu vida, algo rápido y no necesariamente fácil.
La revolución de la soledad no cambió nada,
puso lo de siempre
un poco más feo.


*Pintura de Jack Vettriano

lunes, 21 de febrero de 2011

13

Vamos a tener que vernos
aunque estén todos en contra.

Los Planetas

Necesitarías la guía ampliada y diseñada
de química avanzada
para entender, para saber, para tener
todo lo que necesito que tengas
para entender, para saber, para tener
algo de mí.

domingo, 20 de febrero de 2011

25



Azulino, Cólquide y otras palabras,

collares de cuentas exóticas,
la azotea bajo un cielo blanco y limpio,
silencio lleno, intenso,
saber y no saber lo que estás viendo,
precedir el futuro a ojos ciegos,
objetos totémicos que no significan nada y todo lo llevan,
el vértigo en la altura (querer saltar),
no saber cómo fue, pero se hizo,
no sobresaltar al corazón con tonterías,
puro cinismo de boca seca y fresca,
dedos que saben lo que se hacen,
fina tela que refleja el pelo,
un tiempo peor, pero muy bello...
Son todas esas cosas
mágicas aunque sabidas,
son todas esas cosas
las que amaso con ansia y calmada resignación.

jueves, 17 de febrero de 2011

68

Ya con los primeros acordes me acordé
que debía recordar acordarme de una ofrenda,
una especie de promesa que te hice sin hacerla,
algo así como unas cuatro rosas para ti.
Pasé el lunes esperando tu respuesta,
pasé el martes esperando una limosna,
el miércoles me citaron para el jueves,
el viernes te olvidé, es este mundo capitalista,
que no nos deja tiempo para nada,
te habías quedado obsoleto al tercer día.
Y en los últimos acordes terminé el poema
pensando que si no llamabas ya
mejor no llamaras nunca.

martes, 15 de febrero de 2011

22


No tengo muchas ganas
de un cuerpo como todos,
ni un cuerpo que sea distinto.
No tengo muchas ganas
de oxígeno del de ahí fuera.
Ni pido, ni desdigo:
aprendí pronto aquello.
Camino por la sombra,
pegada a las esquinas,
si me encuentras huye:
soy solo un espejismo.
Ya ves, no me apetece ningún cuerpo, ninguno,
ni plumas ni alquitaras,
ni mecanismos huecos.
No tengo muchas ganas
de un cuerpo de hoy en día,
entiende que este mío
ni me es reconocible.

*Pintura de Lusia Popenko

lunes, 14 de febrero de 2011

72

Me muevo entre la gente
como entre un rebaño de erizos.
Con ese juego de no decir las palabras prohibidas
de los nombres propios que le incomodan.
Hablo, hablo, hablo, y nunca digo nada de nada
y si me descubro exhalando algo de contenido, muerdo mi lengua.
Con aquel llevo una cuidadosa mecánica distante,
el frío en cada "hola",
escojo el hielo de cada vocablo del español.
Y al fin así con todos,
jugamos a escondernos
mintiéndonos por miedo
a dejar de hablarnos del todo.

sábado, 12 de febrero de 2011

63

Lo he calculado todo,
así soy yo,
al milímetro.
Miro, como el dios Jano,
toda posibilidad y por todas partes.
Calculo minutos y suelto las bombas midiendo las distancias.
Calculo metros y espero minutos para dar un paso.
Encuentros, asientos, frases lapidarias.
No dejo nada al azar posible
y lo difícil es hacer que todo esto
pareca azaroso.

viernes, 11 de febrero de 2011

2

Ángel o demonio,
ángel caído,
demonio invertido,
sólo una idea ya me es válida:
la de vivir según las normas que nos inventemos.
¿Tú te crees que a mí en el fondo me importa
el dinero, los sombreros, las iglesias, los te quieros,
los diretes, los diremes, los redimes
o los malentendidos o las cuentas pendientes?
Lo niegan todos y todos lo persiguen.
No seas tú el que almacena dinosaurios
hechos añicos en cajones pequeños.
Puedo jugar a ser dios siempre que lo haga
sabiendo que mañana seré poca cosa.
De aquí en adelante las cosas cambian. Sí o sí.
Tengo tres sobres de semillas
(claveles, girasoles)
y eso es lo que ahora merece la pena.

miércoles, 9 de febrero de 2011

21


Fui una niña ni triste ni alegre,
anónima inundada de miradas raras.
Viví, crecí, morí un poquito,
las dosis de mi miedo fueron cayendo y aumentando.
Te quise y te olvidé.
Me fui con otros.
Encontré un rumbo y lo perdí cien veces.
Te quise y te retuve.
Os admiré y os admiro,
no quiero veros lejos.
Yo soy Lolita y soy Salomé, pero más buena.
Soy la mujer de la vanguardia que sacrifica su cuerpo y enseña su cara.
Soy un individuo en el centro del museo
que respira óleo
y se lo cree todo.


*Pintura de Stephanie Rew

martes, 8 de febrero de 2011

16




Ya sé que soy una exagerada
y que es probable que no puedas vivir con eso.
Pero has hecho cosas más difíciles, pequeño personaje de novela.
Cógeme la mano con cariño y dime verdades que me duelan,
pregunta y cotillea:
yo suelto espuma por la boca,
la espuma del champán de mi cabeza.
Me encuentro a gusto contigo,
me encuentro así de bien contigo.
Adicta a que excites mi inteligencia
te cojo cariño poco a poco
desde el gran afecto que intuí un día.

lunes, 7 de febrero de 2011

40

¿Sabes?
Me voy a poner íntima y sincera,
dejar este cinismo de pantalla.
¿Sabes?
Desafías a la sombra con tus palabras negras que relucen.
Eres único.
Y te admiro.
Y me gusta que me admires a ratos
en esta pequeñez de adolescente un poco tonta.
Me voy a quedar con este preciso momento
sin grandes proyectos que me estorben la vista.
¿Sabes?
Te he buscado
sin necesitarte a muerte,
pero te he buscado
para tenerte cerca.
Porque, y no pongas esa cara de sorpresa,
en parte creo
que puedes sacar de mí algo de buena persona,
y por qué no,
que puedo intentar sacarte una sonrisa.
Que siempre tienes razón, menos cuando la tengo yo -eso es grande-
Que quiero dejar de masticar arena
y glorifico cada rato de los buenos,
sin preludios, sin mentiras, sin actores.
De amigos y enemigos
no sé tanto,
pero empiezo a discriminar y a separarlos.


*Pintura de Antonio María Esquivel

sábado, 5 de febrero de 2011

15

El único modo de conocer a una persona es amarlo sin esperanza

Walter Benjamin

Y sin querer apropiarse
y sabiendo que no hay resultados ni hoy ni nunca,
que el premio no son sus manos ni sus ojos
sino el acervo cultural de ellos mismos.

jueves, 3 de febrero de 2011

3

BIFAZ

1. adj. Arqueol. Se dice de un útil lítico de forma más o menos almendrada, tallado por sus dos caras y con aristas cortantes, característico especialmente del Paleolítico inferior y del medio.

Las dos caras que me muestras,
las dos caras que te muestro,
ambos conocemos
casi, casi sin hablarnos
despreciando, aunque no siempre,
la ignorancia de las cosas ya marcadas.
Me gustan tus dos caras cuando yo tengo dos caras
y lo entiendo.
Me gustan tus manos cuando explican
porque dicen más que las palabras.
Me gustan tus palabras cuando agitan
porque mueven tres o cuatro pasos
mi corazón en vilo.

martes, 1 de febrero de 2011

1


Se me ha entendido mal si se me ha dicho
que no tengo esperanza, que miro mucho el drama.
Se me ha entendido mal o no se me ha visto
entender que nada es, nada es así de grande, así de ser.
Que sé, de verdad, que todo lo que percibimos tiene mil esquinas
o sin ellas, puro círculo.
Que el rosa es un color relativo,
como lo es el negro, que ni color es.
Mil respuestas a una pregunta, mil preguntas a una sola respuesta.
Qué bien me hace sentir la melancolía,
qué enervante resulta lo contrario a la tristeza.
Y estoy bien,
aquí en mi rinconcito de vosotros todos,
tan elevada en mí misma y sola,
tan llena de huecos de ustedes.

*Pintura de Catherine Abel