viernes, 27 de enero de 2012

Lo dije una vez
y lo repito:
un secuestro puede ser
tan divertido.

No hay comentarios: