martes, 3 de enero de 2012

Siento que por más que pida
no doy más,
esto se agota.
Y no sé
si hay recambio o repuesto posible,
pero de los años para acá
nada vale lo que pudo,
nadie sabe lo que supo
y no es distinto, ni es igual.
Imagino, optimista,
que es todo cuestión de heridas que se curan
o se muere en el intento
porque todo va de esperar
a que llegue ese momento
y cuando llega,
añorarlo es lo que queda.

No hay comentarios: