martes, 17 de enero de 2012

Tanta soledad, tanta independencia,
tanto escondite, tanto cuidado,
tanta sugestión, tanta carencia,
tantas esperas, tanto silencio (del tenso) ,
tanto reproche, tanta incomprensión,
tanto texto, tanto reojo,
tanta charla de madrugada,
tanta promesa no pensada,
tanto meditar, tanto desconfiar,
tanta rabia acumulada, 
tanta petición, tanta mendicidad,
tanta soledad,
tanta independencia,
tanta unicidad,
tan interesante...
que retiro el envite
y plego velas.

No hay comentarios: