miércoles, 15 de febrero de 2012

Aún no sé si pasaremos
por cada una de las fases
de la amistad llamada clásica:
un concierto, dos cines,
paseo diurno y nocturno,
el CD con exitazos de los nuestros,
la confesión entre lágrimas,
un conflicto y un perdón.
De momento te recuerdo
que soy compleja, que soy humana,
pero se me hace feliz
con muy poca cosa,
regalices o confeti, todo eso.
Ya sabes, lo doy todo, no lo evito.
Ya sabes, espero, casi, lo mismo.

No hay comentarios: