viernes, 2 de marzo de 2012

Somos poco, somos nada,
frágil, mierda, broza apenas,
levanta el vuelo y cae, se estrella
viviendo una repetitiva Cuaresma.
Todo acción, sin adjetivos,
poco, nada, vidrio malo.
Y a veces se pausa el aire y te permite
contemplarlo en varios planos
tú tumbado horizontal y allá el paisaje
que se ofrece inmóvil, vivo. 
Desde siempre.
Y lo comprendes.

No hay comentarios: