jueves, 31 de mayo de 2012

MI OPINIÓN

¿Mi opinión?
Mi opinión me la llevaré a la tumba.
Mi opinión es opinión de madre,
de hijo-ten cuidado-mira-te harás daño,
e hijo hace lo que quiere y se hiere
y llora y sufre
y madre acoge.
O madre se equivoca porque ama y teme,
pero madre.
¿Mi opinión?
Pides demasiado,
mi opinión dejó de ser importante
por más importancia que le demos.
Porque mi opinión se basa en la mentira del que complace.
Puedo hablarte de Bach o de los happenings,
del expresionismo o del crack del 29,
puedo hasta desengañarte y confesarte
que no me gustan los 80,
que me aburre la Edad Antigua,
que detesto las hamburguesas.
Pero de ti no diré nada,
tú has de caer, morir, resurgir, ser feliz.
Así pues, no preguntes,
te seré de ayuda y estaré callada.
Porque el mundo es un lugar maravilloso
donde todo el mundo es auténtico y coherente
y la falsedad jamás se usa
como medio de comunicación interno.

No hay comentarios: