lunes, 14 de mayo de 2012

No he perdido los poderes
que te captan, que te intuyen, que te encierran
en unas pocas palabras y adivinan
qué ha pasado y pasará sin que tú sepas.
He perdido la licencia de invadirte,
me apodera una envidia de las cosas más sencillas
que no saben, que no piensan, que se tumban
y descansan
y sobreviven,

No hay comentarios: