lunes, 21 de mayo de 2012

Poco a poco
iremos aprendiendo
a vivir en una cueva
a base de avellanas.
Poco a poco
lo estamos ya viendo
comprendemos la estafa tendida y mantenida.
Es la base, es el principio.
Luego, crecerá la certeza de que ya no vale lo que vale.

Aunque hay siempre
quien prefiere lo malo conocido,
siempre hay
quien no suelta aunque lo maten, lo humillen o lo escupan.

Porque hay veces
que uno ignora que el cambio existe,
que no hemos nacido para estar tristes,
que podemos más, podemos
crear de la nada desde siempre.
No es por raza superior, es por natura
que el cerebro se ha movido y eso exige
no sentarse, no pararse,
usarlo un poco.
Que el "es así"
no tiene por qué ser así .
Que el resignarse
miente tanto o más que "así es la vida"
Y una cosa es que sonría y tire para alante
y otra cosa que no sepa que esto ocurre.

No hay comentarios: