domingo, 10 de junio de 2012

Porque la felicidad es
ese espacio infinito que existe
entre un viernes y un domingo aquí contigo,
esa pompa de jabón hecha de plomo
que me estalla en este pecho que tú hiciste,
un carnet de alberguista sin caducidad,
una botella que nunca se vacía,
llenar de post-it esta casa hecha a medida
y esconder bajo la almohada
poemas en tu nombre.

No hay comentarios: