jueves, 28 de junio de 2012

TETRA

Le contaron que el que se pone un sombrero
es que está loco.
Encontró en casa
una caja de pastillas de sueños y supo
que era bastante fácil no despertar nunca
mezclando con perfumes
y de eso tenía todo un armario.
Pensó que alguno lloraría,
pero no entenderían.
Por eso cerró el cajón y se quitó el sombrero,
se tatuó una sonrisa,
decidió seguir viviendo
y acabó no dando lecciones
porque nadie aprende
por más que lo repitas.

No hay comentarios: