lunes, 3 de septiembre de 2012

No es más puro aquí el aire,
ni tampoco la esperanza es más brillante,
ni siquiera sé que no hay dos o tres enemigos.
No es más cerca la salida que en otras tierras,
ni personas más amables, ni más inteligentes.
Pero empezar de nuevo siempre
tiene ese sabor de esta es la buena.

No hay comentarios: