domingo, 29 de abril de 2012

Es extraño
tenerte cerca-lejos, a un palmo de las manos.
No sé y me lo pregunto
qué haces, en qué andas. 
No son proyectos, son segundos,
esa visión del día a día,
tonta, aburrida, pero necesaria.
Es extraño
no poder alcanzar el medio
y ya quisiera
que el odio viniera a acompañarme
y que su mano negra me guiara
a un terrorismo sutil y elegante,
a un olvido de dinamita y relámpago,
al recuerdo constante de tu inexistencia.

domingo, 22 de abril de 2012

No puedo evitar y no evito
saltar a solas en un baile de disfraces que imagino,
todos elegantes y muy cómodos,
todos como ángeles
bailamos y reímos,
divertidos y sensatos.
Disfrutamos y vivimos.
No puedo evitar y no evito
inventarme las letras y los números
y creer tener razón,
y defenderlo en cualquier parte,
tú no veas.
No puedo evitar y no evito
buscarme un sustituto a cada cuadro de acuarela,
querer hacerlo bien y destrozarlo,
seguir tirando del cable del teléfono
aún cuando lleva años
siendo inalámbrico.

lunes, 16 de abril de 2012

Experiemento estados de ánimo multidisfuncionales.
Que lo haya vivido todo el tiempo
no significa que lo acepte.
Puedo elegir
y elijo.
Saber que no sabré ya nada,
saber que no entenderé el porqué
no se me puede hacer más duro.
Pero puedo elegir, todavía.
Y elijo
no quedarme atrapada en la madeja,
no disfrutar de la destrucción mínima,
contemplar mis dominios sin el mapa.

jueves, 12 de abril de 2012

Mira qué sonrisa tan perfecta, tan sin grietas, tan cuidada,
mira cómo luce mi cadera, bien se mueve, bien me acerco,
mira cómo se resisten y resienten hoy mis manos
por no poder ponerse
encima de tu hombro,
mira cómo todo calculado
poco a poco
vacío mi cabeza.
Un esfuerzo,
un me cuesta.
Y vuelvo a empezar,
claro que puedo,
y lo que no sé hacer
me lo invento.

miércoles, 11 de abril de 2012

Porque lo más duro de olvidarlo fue tenerlo,
porque lo más memo de esta historia fue olvidarlo.
Puedo crear una burbuja, rincón atmosférico perfecto,
el sol dentro y fuera.
Porque lo más duro de ser tonto es ignorarlo,
porque los más vivo de todo esto es matarlo a golpes.
Serán las doce en todos los relojes y el giro se habrá quedado helado,
será el momento de tu toma y mi catástrofe.
Porque lo más duro del momento es que se quiebre,
porque si se quiebra vuelve todo.

domingo, 8 de abril de 2012

Tú creíste (y ahí ya estaba el germen del engaño)
que podías mentir al pétalo y al tallo,
al crío y al enano,
a la metralla y a la sombra.
Y no supiste (y ahí empezó a desintegrarse el imperio)
que todo lo que todos hacían
era, sobre todo,
por salvarte del escalón de la mentira consentida.

martes, 3 de abril de 2012

Me he quedado
tumbada bocarriba así esperando
a que dejen de pasar cosas,
a que todo se quede de puntillas.
No he podido
remediar tirarlo todo por la borda,
era preciso,
estoy haciendo lo correcto, me repito.
Y he contemplado
las hojas y las flores del castaño
y cuando pueda mirarlas sin peligro
sé que volveremos a encontrarnos.