jueves, 31 de julio de 2014

SABES QUE BROMEO

Dormido en la penumbra creces, cuentas ya
con tu peso específico de ser humano.
Tal vez opinas, tal vez
conoces unas pistas 
que yo desconozco.

Pero has de saber, 
pequeño de manos grandes,
el olor de las flores y conocerlo.
Y los secretos del engaño,
aprender
a llorar cuando no miren
y otra serie de cosas bellas y feas
para tu supervivencia en este espacio
más utilitario que bonito.