martes, 2 de diciembre de 2014

CADA VEZ ODIO MENOS

Eso es la caza:
empeñarse en colocar un ladrillo donde no había otro.
Un crescendo de ira en una madre.
Un poder de convicción desconocido.
Y esto es un año de vida:
algo que sólo suena bien si se ha dicho a otros quinientos.

Cada vez odio menos
el silencio.

No hay comentarios: