miércoles, 6 de mayo de 2015

No es fácil acer las cosas mal

No es fácil hacer las cosas mal.
Pero he aquí unos consejos.
Pide a alguien que te anule,
que no te deje pensar y cuando empieces,
que te pare.
Aun así,
no es facil hacer las cosas mal.
Pide que no te dejen dormir. Cada dos horas,
un grito de lechuza y alarma.
Aun así,
no es facil acer las cosas mal.
Pide un ordenador lento, que se atasque, que te enerve, que, sobre todo, te avergüence delante de tus clientes.
Y si consigues que coincida
con el mantenimiento de WordPress...
¡éxito asegurado!
¿Dices que, además, se le caen un par de teclas?
¡Magnífico!
Aun así,
no es facil acer las csas mal.
Que te digan lo mal que lo haces, que te den ayuda y te la quiten
porque es muy importante
que estés casi siempre solo.
Aun así,
no es fcil acer las csas mal.
Una montaña rusa de los planes,
hoy arriba vamos con todo,
mañana abajo todo se hunde.
Aun así,
no es fcil acer ls csas mal.
Quizá para aderezarlo falte
que cuando asomes la cabeza
te partan algún que otro diente
o lo que es lo mismo,
que afirmen con razón
que el ascenso no ha servido para nada.
Aun así, te aseguro,
no s fcil acer ls csas mal.
Preocúpate de alguna cosa y ponle amor al asunto
y después que te lo asalten, te lo escupan y fusilen.
Aun así,
mira que no s fcil acer ls csas mal.
Y si le quieres poner la guinda
a este pastel de desastres
no se te olvide ir corriendo,
quitarle a cada hora un minuto,
que  no se note qué ha pasado,
pero que siempre falte algo.
Aun así, escucha,
de verdad qe no s fcil acer ls csas mal.
Y cuando ya te sientas solo,
cuando el save our souls no llegue
y ya sepas que no vale una mierda lo que haces,
quiero que recuerdes una cosa,
como el mantra que pueda salvarte o refugio:
hacerlo bien
no es fácil
y ya lo estás haciendo
respirando.

No hay comentarios: