miércoles, 3 de junio de 2015

Salvaje y liana

Tú no sabes por qué ocurre lo del sol,
pero te basta creer en el ello.
En el centro de mi isla hay un hoyo inmenso
y, sin embargo, no cabe un tesoro.
Voy a trabajar en ser como tú, salvaje y liana.
No voy a cavar más hondo.
Espérame. Ya llego.
He ido a buscarte
entre papeles que no voy a leer,
lo que queda de mí misma.

No hay comentarios: